marzo 16, 2020

¡No entiendo nada!

Me gustaría no tener que estar escribiendo todos los días artículos sobre esto, pero veo que es necesario, ante el incivismo de muchas personas y lo mal que se están haciendo algunas cosas.

Desde que me he levantado mi teléfono echa humo. Tengo amigos que están trabajando con miedo… ¿Qué estado de alerta es este? Los autónomos nos quedamos en casa perdiendo gran parte de nuestros ingresos, mientras las fábricas de coches siguen funcionando, el transporte público está lleno de viajeros por lo que veo en televisión… ¡O nos sacrificamos todos y nos encerramos todos en casa o esto no va a funcionar!

Y de los incívicos que bajan al perro a la calle cada cinco minutos como excusa para salir de casa, mejor ni hablar, porque por su culpa los demás en vez de estar encerrados en casa quince días, igual tenemos que estar más de un mes. Esto no es una broma, aunque algunos se lo tomen como tal.

Ayer me decía una amiga que su cuñado estaba desde el día anterior con treinta y ocho y medio de fiebre y le dijeron que esperara y que fuera el lunes a su médico de cabecera, a pesar de que su hermano estaba ingresado por el Covid-19.

Hoy otra amiga me ha dicho que está aislada en casa, que tiene los síntomas y le han dicho que entonces es un positivo sin hacerle la prueba. Mi amiga es dentista y la semana anterior estuvo en la clínica, pero no le hacen la prueba del coronavirus, a pesar de ser asmática,… Entonces… ¿Cómo sabe cuándo está curada para poder volver a trabajar a la clínica con seguridad?

Creo que se están haciendo las cosas muy mal y si seguimos así el virus va a seguir expandiéndose sin parar, por Madrid al menos.

Estoy leyendo todos los días los comunicados de prensa oficiales y pone muy claro que los autónomos tenemos que seguir pagando la cuota, aunque no tengamos ingresos, mientras que a los funcionarios les pagan el 100 % del sueldo… ¿Qué justificación hay para esta discriminación entre los trabajadores en España?

En Italia se están tomando mejores medidas que en España y, si no aprendemos de los errores de los demás, esto va a ser catastrófico desde el punto de vista sanitario y económico.

Si estamos en estado de alerta deberíamos estar encerrados todos en casa, menos los sanitarios y pocos más. Seamos sensatos.