marzo 19, 2020

¿Por qué seguís saliendo a la calle?

Intento pensar bien sobre la gente, pero me lo estáis poniendo muy difícil. ¿Por qué seguís saliendo a la calle? ¿No os dais cuenta del daño que estáis haciendo a los demás? Hay gente muriendo, pero a muchos os da igual, seguís saliendo a la calle con estúpidas excusas y cuanto más lo hagáis más tiempo tendremos que seguir encerrados en casa los demás.

No necesitáis ir todos los días a comprar pan; se puede vivir sin comer pan y, además, si lo hacéis, igual hasta adelgazáis. No necesitáis sacar la basura absolutamente todos los días. Y, desde luego, no necesitáis sacar al perro cada cinco minutos, sobre todo aquellos que en condiciones normales os vais a trabajar o de fiesta y dejáis al perro solo en casa durante horas llorando y molestando a los demás vecinos.

¿Qué problema tenéis? Como intento pensar bien, cuando veo a alguien por la calle pienso que igual es una persona arrítmica y por eso no se puede quedar en casa bailando; igual no pudo estudiar, no sabe leer y por eso no se puede quedar en casa leyendo un libro; igual es una persona sorda y por eso no puede quedarse en casa escuchando música,… No lo sé, quiero pensar bien, pero es que es tan difícil,…

Si yo tengo impotencia, imagino lo que sienten los médicos, que están atendiendo a gente enferma todos los días y viendo a gente morir, cuando comprueban cómo la gente sigue saliendo a la calle como que la cosa no va con ellos.

Hay gente que está teletrabajando desde casa o intentándolo mientras otros vecinos aprovechan para reunirse a hacer fiestas o poner la música a todo volumen, sin importarles que otros no puedan trabajar por su culpa. Sed solidarios, por favor.

Una cosa en intentar mantener la alegría y el ánimo; una cosa es salir a aplaudir a los sanitarios a los balcones, pero otra cosa muy distinta es poner la música a todo volumen por la mañana y por la tarde, me da igual la canción que sea. Tu libertad termina donde empieza la de los demás.

Esto pasará y las personas que están haciendo las cosas bien, quedándose en casa, verán su recompensa, pero aquellos que no piensan en los demás, pues quizá reciban la visita del karma.

Es el momento de que convirtáis vuestra casa en ese hogar del que no queráis salir. Ahora no es el momento de ir a visitar a los amigos, ni de ir a visitar a la familia, ya lo haréis después; ahora es el momento de quedarse en casa.

Desde aquí doy las gracias de corazón a la gente que se está quedando encerrada en casa y a los que no… ¡Que os den!

¡Haced caso a Pitufin!